RSS
Volver

Montaigne y los niños

Citas
Montaigne
©


Compartir

«… queriendo hacer de un hijo más un hombre hábil que un hombre culto, también me gustaría que se cuidara de elegir para él un guía que tuviera la cabeza mejor bien formada que bien llena y que en esta se requirieran las dos cualidades, pero más el valor moral y la inteligencia que la ciencia, y me gustaría que se comportara en el ejercicio de su cargo de una manera nueva.


Seguimos gritando en los oídos de nuestros hijos, como si estuviéramos vertiendo en un embudo y nuestro papel fuera solo repetir lo que nos han dicho. Me gustaría que el tutor corrigiera este punto del método habitual y que, de entrada, según el alcance del alma que tenga entre manos, haciéndola saborear cosas, elegir y discernirlas por sí misma, a veces abriéndole el camino, a veces haciéndola abrir. No quiero que él invente y hable solo, quiero que escuche a su discípulo hablar a su vez. Como Sócrates, que primero hizo hablar a sus discípulos, y luego él les habló».

Essais, I, 26, « De l’institution des enfants »

Comentarios
Deje su comentario